Imagen ¡¡¡¡

 

Si nuestro mejor amigo nos dijese que acaba de salir al mercado una máquina que responde a todas nuestras preguntas, y no solo si va a llover o no, quién es el intérprete de tal canción...; sino a preguntas del tipo: qué es la vida, qué soy, cómo puedo mejorar mi vida, cómo puedo ser más feliz, qué es el bien...; es muy probable que prestásemos mucha atención, y que incluso nos interesásemos por el precio de tal artefacto. Pero si nuestro amigo nos dice que este aparato se llama filosofía, y que existe desde hace miles de años, que acompaña al ser humano permanentemente, que siempre ha estado a nuestro lado, es muy probable que abandonásemos el interés por tal artefacto.
Estoy de acuerdo, nos falta una visión práctica de la filosofía, ¿por qué es útil la filosofía? Cuando se nos dice que la filosofía da las respuestas a preguntas del tipo ¿De donde vengo?, ¿A dónde voy?..., creo que nos falta sinceridad. Es probable que muchos seres humanos se formulen estas preguntas, pero creo que en el fondo, lo que buscamos es una respuesta a la gran pregunta ¿cómo vivir? Pero vivir auténticamente, siendo los dueños de nuestras decisiones, con principios. Pero ¿qué principios?, Marco Aurelio, en su obra “Meditaciones” ofrece consejos. “Esos [principios] tienen que ver con el bien y el mal. Que nada es bueno, excepto lo que conduce a la equidad, al autocontrol, al coraje y al libre albedrío. Y nada es malo, excepto lo que hace lo contrario”

En este curso tratamos de presentar la filosofía como herramienta cotidiana para responder a esa gran pregunta.

Presentación del curso los días 1 de agosto y 6 de agosto a las 20:00 h

Solicitar más información en: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra página web. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.
Más información Aceptar